Mere-serClaudia

EL AMOR ES PROSPERIDAD.

Qué relación hay entre sentirte amado y recibir prosperidad y provisión permanente.

Sentirnos y sabernos completos, hace magia con el dinero y la prosperidad. Vivir sintiéndonos  merecedores de amor, alegría, bendiciones y estar abiertos a recibir lo mejor es muy importante a la hora de conectar la salud, la prosperidad y la evolución en nuestras vidas.

Por el contrario la gente que vive la vida, dolida por su pasado o carga literalmente el corazón roto, ya sea por un amor o algo que no pudo ser, no solo afecta sus emociones sino sus resultados.

Cuando cargamos el corazón “roto”, ese corazón  no  se siente merecedor,  está sintiendo insuficiencia, ese corazón  pueden haberlo roto tus padres, una expareja, la sociedad, o la creencia en el desamor y tal vez andes  por la vida dolido y triste. Por eso dicen que lo primero que hay que hacer para tener prosperidad es perdonar. Y yo no hablo del perdón literal, porque para perdonar primero habría  que juzgar, y yo creo que ya es hora de que más allá de juzgar podamos transformar y transmutar toda esas emociones, pero obviamente que si se tratara de querer prosperar y estar cargando rencor con los padres, con los hijos, con una ex-pareja, esa emoción es un freno que tienes y te va a sabotear, porque no te sientes amado y si no te sientes amado, cómo crees que te vas a premiar con la prosperidad absoluta?, no te puedes premiar, porque de eso surge el auto-sabotaje. Cuando de pronto te empieza a ir bien, algo pasa y lo pierdes de nuevo, por qué?, porque hay una parte de ti que tiene el corazón dolido o desmerecido.

 Y el corazón desmerecido nunca acepta los regalos que se le dan, el corazón desmerecido siempre está por la vida agarrando poquito. Pero resulta que para tu ser prospero: tu hijo te tiene que amar plenamente?, decírtelo todos los días?, tu pareja te tiene que decir cuánto te ama? o si no tienes pareja debes encontrar una pareja urgente que te lo diga?, o tus padres o hermanos te tienen que pedir perdón? , no. Obvio, para nada, porque la fuente del amor nunca estuvo en tus padres ni en tus hijos ni en tu pareja, la fuente del amor siempre estuvo, está y estará dentro de ti. La fuente del amor es tu conexión con el amor de la Fuente, porque ese es el amor que te va a sanar de verdad, a devolverle la conciencia de completitud a tu corazón versus la ilusión del corazón dolido, y eso influye en recibir dinero y oportunidades laborales y por supuesto prosperidad. Recuerden también que la prosperidad es amor y el amor viene de la fuente.

Además, recuperamos la fe en el amor que nos provee, en el amor proveedor, ese amor que es total. Al aprender de la ley de la Completitud, aprendes con el amor manifestado, con la conciencia del amor  Divino, y  restauras la fe en ese amor que te provee en todas las direcciones. También te permite hacer algo muy importante que quiero que  hagas hoy: es soñar en grande, ampliar sus expectativas. Porque nuestras expectativas con la fuente han sido pequeñas o porque pensamos que tenemos que rogar para recibir, y eso desde la ley de Completitud no es verdad, porque ya tu estas completo y eres merecedor de lo mejor y lo más alto solo por Ser y existir.

A por ello, mis bendiciones.

Claudia Arbeláez.

0