Mere-serClaudia

Cómo producir en tu mente pensamientos positivos

Cuando elegimos cambiar nuestra forma de vivir y de pensar,  pasando a ser pensadores positivos, lo primero que debemos transformar es algo que  en psicología se le ha denominado: Las Distorsiones Cognitivas. Las Distorsiones Cognitivas consisten en una serie de “deformaciones” que se hacen, a veces, de manera tan habitual hacia el lado negativo, exagerando, polarizando o filtrando las cosas buenas, que no nos damos cuenta y que se realizan en la mente en cuestión de segundos, incluso, en los cuales la mente genera una distorsión en el pensamiento y se les ha llamado normales, pero no son normales, simplemente, recuérdese que estamos haciendo la diferencia entre “normal” y “común”, son comunes pero no normales, lo único normal para la mente, es el bienestar y el positivismo porque realmente un cerebro entrenado en la meditación  y en el cambio de enfoque, es un cerebro que debe emitir únicamente pensamientos positivos y, ¿ por qué? Porque son los que únicos que nos ayudan y apoyan en la vida y a alcanzar los logros que queremos tener. Por otra parte esas distorsiones, ¿en qué te pueden ayudar? No te ayudan en nada, ejemplos de distorsiones cognitivas son las generalizaciones; te levantaste y algo no salió como tú querías y piensas que todo te sale mal o alguien te llama y te dio una noticias que no querías y dices: hoy todo el mundo le están pasando cosas malas, esas son generalizaciones del lado negativo y que inmediatamente influyen en tu cerebro y hasta en tu comunicación, lamentablemente y puedes contaminar a otras personas con las que tu hables desde esa distorsión.

Otra distorsión sería: La Polarización, tratamos de ver todo en términos de triste-alegre, bueno-malo e inmediatamente nos vamos a los extremos. Tendemos por esa distorsión a ser extremistas, esto me salió mal, esta persona es mala o no me quiere y entonces solemos poner etiquetas a las cosas, situaciones y personas, esto podría convertirse en un círculo vicioso y atraer más de esos pensamientos y situaciones que no te gustan.

Hablando de positivo y negativo, una cosa es emitir pensamientos positivos y otra etiquetar las cosas de malas, a veces esas cosas que puedes ver como malas terminan siendo una bendición. El ser positivo no significa que evadas las cosas, tú vas a enfocarte en lo que está pasando pero no le vas a poner ninguna etiqueta, porque eso sería una distorsión. En todo caso si le vas a poner una etiqueta, ponle una etiqueta neutral.

Así que en la vida no podemos etiquetar nada. Otro factor muy importante para ser positivos es que no hagas suposiciones, tendemos a hacer suposiciones: “la gente no me quiere”, “si yo le pido a esta persona un favor, me va a decir que no”, “fui a esa fiesta y sentí que no fui bienvenido o la gente me rechaza”. El cerebro tiene un extraño entrenamiento para ser negativo, entonces, las distorsiones cognitivas, son este entrenamiento negativo que parece “normal” porque es común, pero que debemos y tenemos el derecho de transformar.

Otra distorsión se le denomina a: Los Filtros Mentales, generalmente, filtramos lo positivo y empezamos a decir hasta del pasado: “a mí me pasó esto”, a contar la historia pero solo desde el dolor, filtrando todo lo bueno o acerca de una persona en particular. Yo digo que, una cosa es lo que viviste, una situación digamos dolorosa  y otra, muy diferente, como la revives, nosotros podemos cambiar nuestra historia desde la manera en que la recordamos. Porque no resuelves nada viendo el pasado o las situaciones desde el enfoque del problema, lo mejor es ir de inmediato al plano de las soluciones, y eso también es entrenar el cerebro  para ser positivo, lo cual te genera mucha creatividad y productividad, porque abres otros circuitos y conexiones neuronales para generar resultados satisfactorios ante un problema, un recurso o una situación.

Otra manera maravillosa de ser positivo es, amarte a ti, créanme que este es uno de los mejores antídotos al negativismo, pensar bien de ti, porque cuando uno piensa bien de uno mismo, uno comienza a pensar bien de todas las personas y a estar más relajado ante todas las cosas.

Y para poner en práctica el hábito del pensamiento positivo les voy  a dar algunos tips, para que en lugar de “crear” distorsiones cognitivas, hagan cosas que les inspiren y ayuden a colocar en planos naturales de bienestar:

  1. a) Mira un blog, vuelve a ver un video que te inspire. En este momento hay muchos recursos dentro de mis redes sociales, Mere-Ser Claudia. Tengo artículos que también te pueden inspirar pero también hay muchos videos inspiradores en redes sociales y páginas webs. Ten presente o mejor aún, haz una lista de cosas inspiradoras para ti, ¿pintar, el arte, leer, jugar con una mascota, reír, pasear al aire libre, hacer ejercicios?
  2. b) Llama un amigo que te genere “buena vibra”. Se dice que las cinco personas de las que nos rodeamos de manera habitual, tienen una influencia decisiva en nuestra vida, así que, cuidado. Cuáles son esas cinco personas que, generalmente, fluctúan alrededor de ti. Cambia a los amigos que tengas que cambiar y eso lo digo de manera radical.
  3. c) Detecta la negatividad de tu alrededor, de la personas. Haz una dieta informativa, no todas las noticias son buenas, no porque un medio de comunicación exista tiene que ser positivo.

Finalmente no revivas lo malo, revive todo lo bueno porque de seguro en tu vida hay bastante. Vibra en positivo, porque tú puedes vibrar de manera constante y voluntaria con esa energía maravillosa, contemplativa y llena de bienestar que tenemos disponible a toda hora.

 

Claudia Arbeláes